Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Jueves 5 de agosto de 2021

NEA-Litoral: se esquiva la discusión del narcotráfico en la hidrovía

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
9 de junio de 2021

La licitación de las obras de la Hidrovía Paraná abrió una grieta interna del Gobierno que puso frente a frente a los albertistas y el kirchnerismo duro. Desde Casa Rosada buscan dejar (casi) todo en manos de la empresa adjudicada, mientras que el entorno de la Vicepresidenta reclama mayor intervención estatal para no dejar escapar ninguna moneda que podría ingresar a las arcas nacionales. Sin embargo, el excandidato a presidente y líder de NOS, Juan José Gómez Centurión, puso sobre la mesa un problema que se esquiva: el narcotráfico.

Mientras el debate sobrevuela cuestiones de infraestructura o permisos correspondientes a cada parte, se posterga la discusión sobre el narcotráfico y contrabando que navega aguas nacionales. En diálogo exclusivo con El Intransigente, el exmiembro del Ejército Argentino y líder del partido NOS, insistió en que es momento de dar una discusión de fondo que trasciendan los pliegos en debate.

La intervención del Frente de Todos en la discusión sobre el llamado a licitación a capitales internacionales impulsó a que se abran charlas sobre una posible mayor intervención estatal en el control de la Hidrovía por donde circula el grueso de las exportaciones de Argentina, Bolivia, Paraguay y la zona sur de Brasil. Desde el Gobierno nacional aclararon desde un comienzo que Argentina no tiene recursos para realizar las obras pero que trabajarían sobre cambios en los contratos de licitación para que haya mayor control estatal sobre qué circula en la ruta, las cantidades que entran y salen del país o quiénes operan, entre otras cosas.

No obstante, el foco se posa especialmente en quién manejará el cobro de peajes. que hoy depende de la empresa adjudicada y luego gira un porcentaje al Estado, por eso desde el FdT pretenden que sea al revés. En todo este debate, queda afuera una problemática que azota a la Hidrovía desde hace años y suele mantenerse en lo oscuro: el contrabando y el narcotráfico.

“Hay que abordar el Tratado de la Hidrovía que se firmó en 1994 que abre la navegación internacional del Río Paraná y, desde entonces, se transformó en el nido de delito de Sudamérica”, denunció Gómez Centurión. A partir de este tratado que firmó el entonces expresidente Carlos Ménen con sus pares de Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay se definió la libertad de navegación tanto para los firmantes como para los buques de bandera extranjera.

A lo largo de los 3.400 kilómetros que van desde el Puerto de Cáceres al sur de Brasil hasta el Puerto de Nueva Palmira, casi en la intersección con el Río Uruguay, circulan más de 100 millones de toneladas al año de mercadería. El grueso del transporte marítimo contempla el traslado de recursos naturales y materia prima, pero por esta vía troncal también salen imponentes cargamentos de droga con destino a Europa.

Según recordó Gómez Centurión, a comienzos de este año -mientras iniciaba el debate sobre el armado de pliegos para las obras- desde Europa confirmaron el descubrimiento de 23 toneladas de cocaína en los puertos de Hamburgo (Alemania) y Amberes (Bélgica). Este increíble cargamento viajó desde Paraguay oculto en latas de masilla y recorrió la Hidrovía para poder llegar a aguas abiertas. De acuerdo a los especialistas, el 80% de los remolcadores y barcazas que circulan son paraguayos, mientras que los buques de bandera argentina representan menos del 9% del total.

“Falta control estatal”, señaló el titular de NOS y dijo que con el Tratado del ‘94 “el estado argentino con ningún organismo puede intervenir algo que flota en el Río Paraná con bandera extranjera porque son aguas internacionales”. Más allá de esto, el Gobierno puede desplegar a la Prefectura Naval Argentina y controlar a través de los distintos puntos de la Aduana a lo largo de la Hidrovía.

Frente a este escenario, Gómez Centurión concluyó en que con el escaso control, el avance de la circulación de buques extranjeros y la poca presencia de embarcaciones de bandera nacional Argentina “pierde soberanía”. “Eso es a lo que defino problemas reales y no quién se adjudica la licitación de la Hidrovía”, cerró.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur