Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Jueves 5 de agosto de 2021

NEA: el puente ferroautomotor Chaco-Corrientes

Sección
Integración
Fecha
9 de junio de 2021

Ricardo Leconte *

Las provincias integrantes del Norte Grande van consolidando una acción común, tendiente a mejorar su postergado crecimiento.

Y uno de los temas más importantes que analizan es la construcción del segundo puente entre Corrientes y el Chaco. Para nosotros es de fundamental importancia que sea ferroautomotor por lo que expondremos a continuación.

El crecimiento del mundo y el mayor intercambio entre todos los países se produjo en las últimas décadas con la globalización. El principal foco de crecimiento económico está en Asia, en los países de China, India, Corea del Sur, Japón, Australia, Indonesia, entre otros, donde vive alrededor de la mitad de la población del mundo. Hoy ya es el océano Pacífico el mar del tercer milenio, como lo fue el océano Atlántico en los dos siglos anteriores.

Pero el abastecimiento por mar se hace directamente a través del canal de Panamá, por donde solo pasan 35 barcos en cada dirección por día, suma harto insuficiente. La alternativa naviera es rodear el continente americano por Tierra del Fuego, con más de 18 días de navegación, con alto costo en fondos y tiempo. Por ello adquiere una enorme importancia la conexión bioceánica Atlántico- Pacífico por tierra.

Una de esas conexiones más factibles, fundamental para Corrientes y la región argentina del Norte Grande, es la que va por el ferrocarril del sur del Brasil, y con el Ferrocarril Urquiza desde Paso de los Libres hasta Corrientes con el puente ferroautomotor Corrientes-Chaco, el ferrocarril Belgrano desde el Chaco a Salta y el cruce a Chile hasta los puertos del norte de ese país, en una extensión, alrededor de 3.000 km (ver en el mapa adjunto). En todo el trayecto la red ferroviaria es de trocha angosta (1 m), salvo entre Paso de los Libres y Corrientes que es de trocha media (1,435 m) en una extensión de 400 km. La solución es, cuando se reconstruyan las vías del ferrocarril Urquiza, incorporar un tercer riel, a fin de que los convoyes de trenes, sin trasbordo alguno, hagan todo el recorrido con enorme rebaja en tiempo y costo del flete.

De no hacerse en Corrientes-Chaco el puente ferroautomotor, serían más viables las conexiones Buenos Aires-Valparaíso (Chile) y sobre todo la San Pablo (Brasil), por el Paraguay entrando a la Argentina por el noreste de Salta, y así se marginaría a Corrientes, Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Tucumán. Al quedar nuestra zona fuera de las vías más rápidas y económicas, subirían los fletes, se perdería más tiempo y se perjudicarían las economías de las provincias citadas, en especial Corrientes. La diferencia de costo entre un puente ferroautomotor y uno solo automotor no va más allá del 25 al 30%, pagadero en plazos superiores a los 25 años con garantía del peaje ferroviario y automotor. Por tanto no se justifica la construcción del puente solo automotor.

La reactivación del ferrocarril Caseros-Corrientes

En las últimas décadas en el país se encaró por los sucesivos gobiernos nacionales la reactivación ferroviaria. Están en marcha, entre otras, las del ferrocarril Belgrano desde el Chaco a Salta y límite con Chile y hay acuerdo entre Nación y las provincias de la Mesopotamia para reactivar el ferrocarril Urquiza en su ramal Buenos Aires-Posadas, pero en ningún plan se incluye el ramal Paso de los Libres-Corrientes.

Es fundamental que esta reactivación ocurra si no carecería de sentido el cruce ferroautomotor en Corrientes-Chaco. Y también lo es para nuestro crecimiento futuro. Debemos encararla todos los correntinos, por encima de las diferencias de distinta índole que nos separan. Nuestro futuro, el de todos nosotros, depende de que lo hagamos.

En los últimos 64 años tuvimos dos iniciativas que, aún en tiempos de agudas diferencias entre sectores, lograron el apoyo unánime del pueblo y sus diversas instituciones: la creación de la Universidad Nacional del Nordeste en 1956 y la construcción del puente Corrientes-Chaco inaugurado en mayo de 1973.

El desafío de encarar juntos esta tarea es apasionante, no solo por su importancia económico-social, sino también porque permitirá acercar voluntades hoy separadas por falsas grietas y fracturas, que un proyecto común de esta envergadura nos enseñará que los argentinos no somos enemigos entre todos, sino hermanos en una patria grande que ampara y propicia la Constitución Nacional.

Hagamos que el futuro lo construyamos así. Dios lo permita.

¿Te gustó la nota?

* Ricardo y "Caito" Leconte

ellitoral.com.ar

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur