Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Jueves 6 de agosto de 2020

Misiones: Para evitar robo de yerba, proponen control en secaderos y playas de acopio

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
15 de julio de 2020

Especialistas del sector, sostuvieron que se requiere tener una información real de la cantidad de productores y estimado de producción por hectárea para poder mejorar los controles y así identificar en qué espacios se está trasladando la yerba que se roba y se maquilla como una «superprodución». A esto se suman los controles habituales para capturar a los ladrones de la hoja verde.

En relación a las últimas denuncias sobre robo de yerba, productores se reunieron con las autoridades para plantear la necesidad no solo de monitorear con la Policía de Misiones, sino de buscar soluciones que combatan toda la cadena ilegal de comercialización la yerba robada, entre ellas exigen una reglamentación para las playas de acopio y un relevamiento que aporte datos reales respecto a cantidad de productores y producción estimada por hectárea, entre otros.

Por su parte Claudio Hacklander, de la Unión de Agricultores de Misiones sostuvo que este es un problema que se acompaña de la evolución del valor de la hoja verde. «Parece que en nuestro sector no tenemos solución, cuando nos pagaban con cheques no nos convenía y ahora que nos pagan en efectivo nuestro problema son los robos», lamentó.

Hacklander precisó que los robos se registran en la mayoría de las colonias. «Nosotros nos reunimos en febrero con el subsecretario de Seguridad de la provincia para abordar este tema porque el robo no solo es el del ganado, sino de los plantines».

Según Heriberto Friedrich, presidente de la Cooperativa Agrícola Mixta de Montecarlo, uno de los principales problemas por los que atraviesa el sector en relación a los hurtos «es la proliferación de las playas de acopio en la zona y es un mal en toda la provincia. que no cumplen ni con las más mínimas condiciones que deberían cumplir, porque la yerba mate es un producto alimenticio y debe tratarse como tal. Nosotros vemos que hay playas en cualquier lugar, cuando nosotros como cooperativas cumplimos los protocolos».

El productor de Montecarlo sostuvo que urge una reglamentación del funcionamiento de estos espacios.

Añadió que muchos de los acopiadores son golondrinas. «Y como alguien les provee la documentación, sumado a que el precio de la yerba es interesante y cuando el productor al fin logró un buen precio, los amigos de lo ajeno están al acecho».

Hacklander informó que están haciendo los controles de lo que es la documentación. «Como INYM podemos exigir, pero a su vez trabajamos con bromatología de las municipalidades y la Policía para que nos dé un mayor respaldo, porque desde nuestros instituto no tenemos el poder de Policías».

Daños a las plantaciones de yerba

Friedrich afirmó se generó gran malestar entre los productores afectados no solo por el robo de la yerba en sí, sino por el daño que generan a la plata.

«Lo que te roban no es tanto, sino el daño a la plantación, que requiere de dos a tres años para recuperar la tierra. Por Ley está prohibido el pago por contado, porque cualquier operación comercial por encima de los 1000 pesos debe ser bancaria o a través de un cheque, pero estas personas vienen con el bolso de plata y en el instante le pagan y todo es en negro e informal».

El presidente de la cooperativa sostuvo que el que compra la hoja verde tienen yerbales muy eficientes: «seguramente le estarán rindiendo hasta 500 mil kilos por hectárea, disfraza con producción propia lo que roba».

En ese sentido, el vocero de la Unión de Agricultores de Misiones destacó la importancia de que los productores de yerba se registren para tener un conocimiento real de la producción.

«Necesitamos tener datos completos de qué cantidad de productores hay, qué cantidad de superficie de yerbales tenemos y en base a eso podemos hacer un cálculo estimativo de rendimiento (…) teniendo información real y digitalizando los datos no van haber esos productores que tienen una superproducción como pasa hoy. Hay algunos que parece que tienen un edificio y no una chacra porque de la misma hectárea sacan más de lo habitual».

Hacklander destacó el manejo del sector tabacalero que tiene información sobre la cantidad de plantas que va a poner cada productor por año, la cantidad de kilos que va entregar. «Necesitamos hacer un control de esa manera».

Destacó la urgencia de hacer un censo yerbatero. «Es la única manera de que nosotros podamos completar la trasabilidad de la yerba, desde la semilla que va estar sembrando el vivero, el plantín y la cantidad de plantas y la cantidad de kilos promedio de cosecha por cada productor y fiscalizar en todos estos casos», dijo.

Friedrich afirmó que han solicitado trabajar en conjunto con el Concejo Deliberante para reglamentar la instalación de futuras playas de acopio con las condiciones básicas, además en los próximos días, el INYM presentará una ley sobre la misma.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur