Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Martes 16 de julio de 2019

Provincias: Cómo la discrecionalidad atenta contra el desarrollo

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
15 de mayo de 2019

Estudios recientes cuantifican la enorme brecha de desarrollo que existe entre las distintas provincias y regiones de la Argentina. Lucas González y Romina Del Tredici, investigadores del Conicet y de la Universidad Católica de Córdoba, respectivamente, aseguran que Argentina tiene la mayor desigualdad entre provincias de los cinco países más grandes de América Latina (más que Brasil, Colombia, México y Chile). A esa conclusión llegaron calculando el Producto Bruto per cápita de cada provincia (departamento o estado).

Para graficar la distancia existente entre jurisdicciones, señalan que Santiago del Estero, una de las provincias más pobres del país, tiene un PIB per cápita casi 10 veces más pequeño que el de la Ciudad Autónoma de de Buenos Aires, el distrito más rico.

Los mecanismos que tiene el Gobierno nacional para reducir estas inequidades son varios. El más importante es el que se relaciona con la asignación de recursos para el financiamiento de obra pública. El problema es que muy pocas veces se orientan los recursos según criterios basados en la equidad distributiva, sino, por lo general, en función de intereses políticos-electorales.

El estudio de González y Del Tredici determina que durante el ciclo kirchnerista los distritos aliados políticamente fueron ampliamente beneficiados respecto de los gobernados por fuerzas opositoras. “Durante los años 2003- 2009 los distritos aliados recibieron, en promedio, casi 50% más fondos que la provincia promedio y 120% más que los distritos en la oposición. Los Kirchner no solo penalizaron a los distritos de la oposición (Como a Córdoba y a Corrientes) cuando distribuyeron fondos federales de infraestructura, sino también a las provincias más pobladas, particularmente a las de la oposición”, señalan.

La investigación determina que durante la gestión actual de Cambiemos se mantuvieron los criterios discrecionales para la distribución de los fondos. Luego de apuntar que la obra pública en el Gobierno de Mauricio Macri disminuyó hasta un poco más de un tercio de lo que se distribuyó en promedio en el gobierno de

Cristina Kirchner, corroboran con datos la tendencia: “En un cambio sustantivo respecto de las dos administraciones anteriores, Mauricio Macri favoreció ampliamente a la Capital Federal en la distribución de infraestructura federal. Le distribuyó un promedio de 724 dólares per cápita por año. Este distrito no sólo es la cuna política del presidente, sino que también es uno de los distritos más ricos del país en términos de ingresos o Producto Bruto per cápita. El valor promedio de lo distribuido a la Capital Federal es 3,4 veces más de lo que distribuye al NEA (214 dólares) o más de dos veces y media lo que recibe el NOA (274 dólares), las regiones más empobrecidas del país”.

Hasta ahora, los gobiernos centrales han sucumbido a la tentación de direccionar políticamente los recursos públicos según conveniencias políticas, pero, claramente, no es apelando a estos criterios discrecionales cómo se resolverán las asimetrías existentes.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur