Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Domingo 25 de agosto de 2019

Norte Grande: En el NEA-NOA se desmontaron 23 mil hectáreas de bosques, 216 de forma ilegal

Sección
Economía
Fecha de publicación
1 de febrero de 2019

Noemí Cruz, coordinadora de la campaña del NOA de "Greenpeace", en diálogo con el Grupo de Medios TVO habló sobre el serio desmonte que hay en la zona de Formosa que junto a las provincias de Salta, Santiago del Estero y Chaco son las que más deforestación causan en la Argentina, lo que relacionan directamente con el aumento de las lluvias y las elevadas temperaturas que si bien son típicas en la zona, se han agravado con el tiempo.

En ese marco detalló que si bien ya se van a cumplir 11 años de la sanción de la Ley de Bosques, existen muchos problemas para controlar la deforestación en zonas que están protegidas.

"En el caso de la provincia de Formosa junto con Chaco, Santiago del Estero y Salta en los últimos años desde que estamos haciendo el monitoreo satelital para de alguna manera ver el avance que hayan tenido los desmontes y hacer un control, paralizar cuando enfocamos la campaña hacia los desmontes ilegales que la ley de bosques protege y que a través de mecanismos administrativos las provincias autorizan a desmontar. En el caso de Formosa este año son más de 23 mil hectáreas que se han desmontado, y de esas hay un porcentaje de 261 hectáreas que eran bosques protegidos por la Ley de Bosques, eso en este año, pero en los últimos por lo menos 5 años Formosa viene encabezando junto con las otras 3 provincias el 80% de la deforestación de Argentina, a su vez nuestro país está entre los 10 países que a nivel mundial integran el ranking de los países más deforestadores", dijo.

Al ser consultada sobre si esta deforestación está autorizada, Cruz explicó que "hay un porcentaje de deforestación que se hizo en zonas donde la Ley de Bosques no lo permite, la mayor parte está autorizada, esto tiene que ver porque en la provincia de Formosa si se ve a simple vista el mapa, con el ordenamiento territorial de bosques se ve un mapa verde pero no es verde porque se ve el bosque sino que la categoría de verde en el ordenamiento territorial de acuerdo a la ley nacional implica bosques que se pueden desmontar, si vemos el mapa de Formosa casi el 90% está categorizado como zona verde, es decir que se puede permitir el desmonte entonces esto avanza sin ningún tipo de frontera en la provincia, esto tiene que ver desde un principio porque se determinó eso de ordenamiento aunque hubo muchos cuestionamientos de hecho nosotros desde Greenpeace dijimos que era una zonificación inconstitucional porque al determinar esta zonificación, dejar expuesto prácticamente todo el bosque al avance de las topadoras no estaba poniendo ningún freno al avance de la frontera agropecuaria y la fragmentación de los bosques que era lo que la Ley de Bosques pretendía, cuando se hizo esta ley era justamente para poner restricciones al avance de la destrucción de los bosques".

"Esto debía tener una zonificación más adecuada porque hay zonas de cauces de ríos que no están protegidos, zonas donde viven comunidades indígenas también donde solamente se delimitó, donde tienen sus casas pero no la zona de uso o sea el territorio indígena y la ley indica que debe ser respetado y al poner toda la zona de bosques es como que dijeron que todo el bosque de Formosa estaba degradado para poder posibilitar el desmonte lo cual no es así porque hoy en día cuando hacemos un relevamiento incluso hay zonas que se han desmontado, el año pasado hubo más de 60 mil hectáreas que se desmontaron que figuran en el mapa como zona cero, es decir que son zonas que en el mapa dice que no había bosques sin embargo había pero se desmontaron, o sea que hay zonas que se categorizaron como de no bosques y entre el 2010 y el 2015 la Redaf (Red Agroforestal Chaco Argentina), hizo un informe que detectó esto, que el 38% de los desmontes habían sucedido en lugares donde no estaban categorizados como bosques, no figuraba que había bosques en el mapa pero en la realidad sí entonces la categorización que hizo la provincia es bastante irregular no solo porque dejó gran superficie verde, es decir, gran superficie a ser transformada sin valorar el real valor que tiene el bosque formoseño sino que también hizo figurar zonas que no tienen bosques pero sí lo son", aseguró.

"La provincia está prácticamente zonificada para permitir el avance irrestricto de los desmontes entonces de acuerdo a ese ordenamiento entre comillas serían legales porque están en una categoría que autoriza pero de acuerdo a lo que es la realidad del bosque, de la situación, no se puede exponer a toda una provincia a perder el bosque nativo, de acuerdo al ordenamiento irregular que se hizo y que fue muy cuestionado porque no se garantiza de ninguna manera una conservación que a largo plazo pueda proteger a la provincia de muchas situaciones críticas que se están viviendo ahora con el calentamiento global, con el incremento de las inundaciones", explicó Cruz.

"Es un combo el cambio climático y los desmontes tienen que ver en esto porque en primer lugar se quita la cobertura vegetal y eso hace que el suelo pierda su esponja natural y no absorbe, cuando hay muchas precipitaciones en este caso puede ser por El Niño, esto se agrava con la falta de bosques, al no absorber se inunda más porque escurre el agua en vez de ser filtrada por las raíces y esto hace que de golpe mucha cantidad de agua vaya para donde están las poblaciones, esto sucede en el Litoral y en gran parte del norte, últimamente hemos visto las inundaciones en el Chaco y aún con la crisis hídrica que había, había campos todavía con topadoras desmontando ilegalmente. La relación es directa y el cambio climático incide, cuando se quita el bosque se libera el carbono que estaba retenido, protegido en los arboles porque los desmontes en general terminan siendo quemados los arboles que se voltean, arman filas de árboles y se les prende fuego no se hace uso, terminan liberando de golpe todo el carbono que tenían almacenado cuando estaban en pie y eso al haber hecho el desmonte queda el suelo desnudo y hace que los rayos del sol impacten de manera directa sobre esa superficie lisa y reboten en la atmósfera e incrementan el calor local y a su vez el calor a nivel global, son focos de calor que en el Chaco seco y en la zona de Formosa son como un refrigerador los bosques que existen, eso porque hay pocos ríos permanentes en esas zonas y el bosque cumple una función vital para regular el clima, el agua y todo lo que sabemos que hace el bosque", finalizó.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur