Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Jueves 16 de agosto de 2018

Científicos hallan en la jarilla la clave contra la calvicie

Sección
Economía
Fecha de publicación
9 de mayo de 2018

Un grupo de investigadores del Conicet comprobó las propiedades antiinflamatorias del extracto de jarilla, un arbusto silvestre que crece en Argentina y en Santiago del Estero en particular. Tras una larga investigación científica, la obtención de patentes y el desarrollo de un proceso industrial, un laboratorio argentino ya está produciendo y exportando lociones sobre la base de esa planta que permiten tratar la pérdida del cabello (alopecia).

"En 2006 estábamos caracterizando varias plantas medicinales para hacer estudios farmacológicos. En el caso de la jarilla nombre científico Larrea divaricata, le buscábamos efectos antitumorales. Pero tras escuchar anécdotas lugareñas sobre otros usos, comenzamos a estudiar sus propiedades antiinflamatorias y encontramos que servía para detener y revertir la caída del cabello", explicó la doctora Claudia Anesini, investigadora del Instituto de Química y Metabolismo del Fármaco (UBA- Conicet).

La científica expuso que el extracto de jarilla fue sometido en el laboratorio a diversas pruebas que se convirtieron en artículos publicados en revistas científicas. "Hicimos estudios in vitro y en modelos animales. Incluso pruebas informales entre el personal del laboratorio. Finalmente, armamos un estudio controlado con 52 pacientes y determinamos la tasa de eficiencia: tuvimos buenos resultados en el 84% de los casos de personas afectadas por diversas clases de alopecias", detalló Anesini.

Según datos epidemiológicos, alrededor de un tercio de los hombres de treinta años padece algún grado de calvicie, y el porcentaje se eleva a la mitad entre los que pisan las cinco décadas, una situación de la que no están exentas las mujeres.

El producto natural desarrollado por el Conicet es fitocosmético y no causa efectos secundarios, por lo que puede ser utilizado por todas las personas. "Aunque los estudios demostraron que logra su mayor eficacia durante los dos primeros grados de la escala de Hamilton-Norwood, que clasifica la evolución de la alopecia", acotó Garré. Según el trabajo publicado en Skin Pharmacology and Physiology, los mejores resultados constataron una disminución de la caída del pelo en el grupo etario comprendido entre 31 y 45 años, cuando el tratamiento se emplea en la etapa inicial.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur