Región Norte Grande

Portal de Noticias para la Region Norte de Argentina.

Miércoles 22 de noviembre de 2017

Tucumán: Ensayaron combustión de vinaza con bagazo y residuo de cosecha de caña

Buscan una solución para utilizar el desecho de la industria azucarera.

Sección
Medio Ambiente
Fecha de publicación
13 de noviembre de 2013

Los resultados exitosos de un proyecto conjunto desarrollado entre organismos públicos, para darle destino útil a la vinaza -mediante la combustión de ese elemento con materiales celulósicos y biogas- fueron presentados días atrás en Casa de Gobierno. La iniciativa se inscribe dentro de los Proyectos Federales de Innovación Productiva-Eslabonamientos Productivos (PFIP-Espro) - Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación), y fue coordinada por Dora Paz, investigadora de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) de Tucumán.

El beneficiario de los resultados del proyecto -cuya financiación se hizo a través del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología- fue el Centro Azucarero Regional Tucumán.

En el Salón Blanco del palacio gubernamental, y ante una concurrencia numerosa, se desarrolló una mesa panel integrada por Jorge Feijóo, ministro de la Producción de Tucumán; Julio Colombres, presidente del Centro Azucarero Regional Tucumán (CART); Javier Noguera, secretario de Innovación y Desarrollo Tecnológico de Tucumán (Sidetec) y la ingeniera Paz.

Estuvo presente, también, la vice decana de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología, Patricia Mónica Fernández. Entre el auditorio se hallaban técnicos de los ingenios locales, personal participante del proyecto, otras autoridades provinciales y un buen número de estudiantes universitarios.

Los panelistas remarcaron la importancia de la iniciativa para nuestra provincia, al contemplar una alternativa de tratamiento de vinaza -desecho de la producción de etanol- a través de una prueba experimental en fábrica: se funda en la combustión de vinaza con bagazo pre-secado y "residuo agrícola de la cosecha de caña" (RAC), secado a campo, en una caldera bagacera convencional.

El proyecto se desarrolló gracias al esfuerzo conjunto de un "consorcio de trabajo", integrado por la Eeaoc, la Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos (Proimi, Conicet) y la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), con el Grupo de Ingeniería de Procesos Agroindustriales (IPA, UNT) y con el Departamento de Industria Azucarera (DAZ, UNT).

Una de las premisas del estudio fue emplear equipos con que cuenta la industria azucarera, tratando de reducir la inversión inicial. Para eso, se realizaron ensayos de combustión de mezclas de bagazo y/o médula pre-secado, RAC y vinaza de destilería, en calderas equipadas con secador de bagazo.

Se contempló, además, el análisis de la posible incorporación de biogas, proveniente de digestión anaeróbica de vinaza; y se estudió una metodología molecular para evaluar el consorcio de microorganismos productores de metano.

Asimismo, se realizó el análisis de ciclo de vida de esta alternativa para determinar el impacto ambiental, abordando el proceso en forma global.

Tras la presentación de los objetivos, actividades relevantes y perspectivas a cargo de la investigadora de la Eeaoc, se planteó, como próximo paso, la transferencia a la comunidad de los resultados alcanzados mediante talleres de difusión.

Luego de las exposiciones de los representantes de los grupos del consorcio de investigación -Juan Alberto Ruiz (DAZ), Marcos Golato (Eeoac), Alejandra Martínez (Proimi) y Fernando Mele (IPA), el cierre estuvo a cargo de Paz, quien ofreció el siguiente resumen:

- Fue factible quemar en calderas bagaceras convencionales un combustible mezcla, compuesto por bagazo presecado (66%), RAC (19%) y vinaza (15%).

- Se aumentó la frecuencia de limpieza de las cenizas en el horno, por lo que no se observaron problemas de acumulación de cenizas en las zonas del recalentador de aire, hogar y haz convectivo, durante los ensayos.

- Empleando esta tecnología en todas las calderas de fábrica en estudio, es posible emplear un 28% de la vinaza de la destilería, lográndose un ahorro del 10% de bagazo húmedo.

- Los cálculos teóricos demuestran que, si la vinaza se concentrara a 60° Bx, podría emplearse en su totalidad.

- Se propuso una metodología molecular para evaluar el consorcio de microorganismos para la producción de biogas.

- El Análisis del Ciclo de Vida permitió determinar, para esta alternativa tecnológica, una reducción en los gases de efecto invernadero (75%), y de combustible fósil (28%), considerando el proceso global campo+fábrica, disminuyendo el impacto ambiental.

Buscador

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur